Vida Saludable

Todo sobre medicina, salud, tecnologia y un poco mas

¿Se puede recuperar el sueño perdido?

Todos sabemos de lo importante que es el descanso para nuestro cuerpo y nuestro cerebro. Descansar poco o mal acaba repercutiendo en la calidad de nuestra vida e incluso puede favorecer la aparición de algunas enfermedades. El ser humano necesita un 30% de su tiempo para dormir pero se desconoce el porqué de esto.

Nuestros ciclos biológicos están marcados por los ciclos de luz y oscuridad, es por ello que tenemos asociado el dormir a la noche y la actividad al día. Los estímulos luminosos son los que ponen en hora los relojes internos de nuestras células. Los expertos han determinado que lo importante no es recuperar el sueño perdido, sino recuperar el bienestar diurno y de la vigilia. Ansiedad, depresión, mala concentración o irritabilidad son algunos de los síntomas de que nuestro cuerpo y cerebro han descansado poco o mal. Para saber si nuestro sueño es de calidad se miden los niveles de concentración, alerta, reacción y memoria.

Un sueño de calidad está directamente asociado a la resolución de tareas de forma más rápida, mejores relaciones con los demás, un estado de ánimo mejor y un rendimiento laboral superior. Es por esto que las personas que descansan mal a menudo pueden dormirse al volante o no destacar en su trabajo. Los expertos también tratan de descubrir cómo inducir un sueño de la misma calidad que el natural, ya que el inducido por hipnosis no es de la misma calidad que el nuestro.

El dormir está claro que está vinculado a nuestra vida diaria y a cómo nos enfrentemos a ella, pero no quiere decir que por dormir más vayamos a rendir mejor, debemos descansar lo que nuestro cuerpo necesita, ya que el dormir demasiado también es perjudicial para nuestra salud y puede conllevar un desgaste de nuestra memoria mucho más rápido.

Síntomas de que te está dando un infarto

El infarto de miocardio es el causante más común de un ataque cardíaco.  Este se produce cuando en uno o más de los vasos sanguíneos coronarios hay una obstrucción de flujo sanguíneo. A pesar de que en las películas es habitual ver como a la gente le da un dolor repentino muy fuerte y caen al suelo, este no es el caso más habitual, sino todo lo contrario. En cada persona son diferentes los síntomas del ataque cardíaco y puede comenzar lentamente, con un dolor leve o incluso sin aparición de él.

Los síntomas más frecuentes son:

Presión en medio del pecho (dolor en corbata). Es un síntoma claro de que está produciéndose un infarto de miocardio.Falta de aire.Mareo o desmayos.Dolor en el estómago que va hacia arriba.Dolor en la boca (desde el estómago a la boca). Si la persona se señala la barbilla porque le duele es un síntoma bastante claro.

El hombre es más propenso a sufrir infartos de miocardio y si han habido ya antecedentes familiares de infartos o enfermedades cardiovasulares, las posibilidades se multiplican. La diabetes, la hipertensión, el colesterol son cosas que debemos tener bien controladas puesto que una mala salud aumenta el riesgo de problemas cardiovasculares.

Si queremos poner de nuestra parte para que nuestro cuerpo sea más resistente a un infarto de miocardio debemos dejar a un lado el tabaco y el sedentarismo y comenzar a comer de forma saludable y a hacer ejercicio. No es necesario ir al gimnasio ni pasarse horas haciendo ejercicios. Caminar durante media hora al menos cuatro veces por semana reduce el riesgo de manera significativa. Otro de los aliados de los infartos es el estrés, algo que muchos sufren actualmente y de lo que no es fácil deshacerse. Tomarse las cosas con más calma y llevar un estilo de vida más relajado y saludable nos harán tener una vida más tranquila, algo que conseguimos mediante el descanso y la relajación.

Aprende a estar saludable gracias a Internet

Para nadie es un secreto que el Internet está lleno de contenido interesante, y es que anteriormente cuando teníamos alguna necesidad, o requeríamos de información sobre algo, esta era muy difícil de conseguir. Afortunadamente los tiempos han cambiado, y hoy en día podemos encontrar todo lo que necesitamos saber en nuestro hogar, oficina o incluso en la palma de nuestra mano con los teléfonos inteligentes.

Recuerdo que hace unos meses atrás llegó una paciente a mi consultorio preguntándome si ella había heredado la diabetes de la que sufre su madre. Cuando le estaba dando la explicación la noté preocupada, y luego me reveló que no está muy bien económicamente y que tuvo que gastar algunos ahorros para asistir a mi consulta. Inmediatamente le recomendé que aprovechara uno de los recursos más valiosos del hombre en cuanto al conocimiento: Internet; la respuesta para la pregunta ¿como saber si tengo diabetes? se pueden responder fácilmente si hacemos una búsqueda rápida, lo que te podría ahorrar mucho dinero en consultas con médicos.

Pero ahí no acaba todo, si de cuidar la salud se trata, en Internet existe muchos datos proporcionados por verdaderos médicos y profesionales que nos pueden servir de ayuda para prácticamente cualquier situación. Desde si quieres aprender como hacer galletas de avena para aquellos que están en proceso de perder peso, hasta otras cosas más complicadas como obtener un diagnostico rápido describiendo los síntomas de algún malestar, este se ha convertido en una herramienta indispensable para cualquier ser humano.

En este punto podemos concluir que actualmente contamos con mucha información que puede servirnos para mantenernos saludables, sin la necesidad de estar asistiendo a una consulta con un médico en primera instancia, siempre y cuando sea no sea algo de urgencia.

Cuando se te ponen los ojos rojos en la piscina

Ahora que llega la época de vacaciones, muchos se hospedarán en hoteles y disfrutarán de días completos bajo la sombrilla y dándose chapuzones en la maravillosa piscina del hotel o de los apartamentos.

Todos hemos sentido alguna vez ese picor tan irritante tras darnos un baño en la piscina o mientras estamos en ella, acompañado siempre del enrojecimiento, por supuesto. Siempre se ha creído que este picor se debía al cloro, la sustancia que se echa en la piscina para eliminar la suciedad. Pues bien, aunque en parte esta teoría es correcta, lo cierto es que no es el principal causante. El picor que se nos queda en los ojos tras el baño se produce por la unión de la orina, el sudor y el cloro. Así es, las sustancias que deben ser eliminadas por el cloro, al entrar todas en contacto, crea unos químicos irritantes que son los que nos causan el picor. No debemos asustarnos, todo esto se elimina con una simple ducha de agua limpia tras ducharnos y, como más vale prevenir, también recomendamos ducharse antes de entrar en la ducha para así no introducir esos elementos.

Si hablamos de la orina, seguro que todos habéis oído ese producto milagroso que, cuando se echa en la piscina y entra en contacto con la orina, aparece una mancha azul. Es falso, este producto, por mucha gente que asegure haberlo visto, no existe. Sobra decir que no es nada higiénico orinar dentro de una piscina, ya hemos visto la razón principal arriba. Así que ya sabes, un poco de higiene es lo que hace falta para disfrutar de un buen día de piscina durante este verano, en el que se prevé que necesitemos más de un chapuzón por las altas temperaturas.

Las revisiones médicas para los hombres

El grupo masculino es el que menos acude a los médicos, y esto ha sido siempre así. El pensamiento machista y el orgullo son los dos factores que más se han presenciado cuando a un hombre se le pregunta porqué no acude al médico a hacerse un chequeo y comprobar que todo va bien. Según las estadísticas, las mujeres van al médico un 100% más que los hombres para hacerse exámenes y revisiones periódicas. Muchos, creyendo que se sienten sanos, se despreocupan y no acuden a que un experto les confirme si eso es así o, si por el contrario, tienen alguna afección que no conocen. A partir de los 50 años es cuando más se debe acudir al médico.

Los problemas cardiovasculares, de próstata y de colon son los que más afectan a la población masculina, y cuanto antes se detecten y se empiecen a tratar, mejor será el resultado. Lógicamente, el cuidado que lleve a diario en su vida también será importante. Comer frutas y verduras, abstenerse de alimentos con grasa y hacer algún tipo de deporte semanalmente ayudarán a que todo esté a raya. También debemos saber que no sólo son importantes las enfermedades físicas, las mentales también se tienen en cuenta (depresión, ansiedad, etc.) afectan a nuestra vida diaria y a nuestro cuerpo.

La mayoría de las revisiones médicas que los hombres deben hacerse están cubiertos por la Seguridad Social, por lo que son gratuitos y no debe haber ningún motivo más para que no se hagan estos exámenes. Los que todo hombre debe hacerse son:

• Presión arterial.

• Enfermedades cardiovasculares (principal causa de muerte en hombres).

• Porcentaje de obesidad.

• Azúcar en la sangre (detección de diabetes)

• Detección de cáncer de próstata.

• Colonoscopia (cáncer de colon).

• Análisis de colesterol (lípidos).

• Vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH).

• Aneurisma aórtica abdominal.

• Vacunas contra hepatitis B.

• Vacunas contra el flu.

• Consumo de alcohol/drogas ilegales.

• Consumo de tabaco/nicotina.

• Nutrición y actividad física.

• Depresión

Mitos y realidades sobre el alcohol

La mayoría de las personas ingieren algún tipo de bebida alcohólica alguna vez e incluso con frecuencia y son muchos los mitos que existen alrededor de este tipo de bebidas. La mayoría coinciden en algunas de ellas, pero puede que no estén provocadas por lo que piensan sino por algo completamente distinto. Hoy vamos a ver algunos mitos y realidades sobre el alcohol.

Mito: Si solo bebes el fin de semana no pasa nada

Realidad: Muchos creen que en los fines de semana, por no trabajar, estar un poco menos estresados y tener ganas de fiesta el alcohol no afectará a su organismo. En realidad no depende del día en que se ingiere sino en la cuantía y en la situación en la que nos encontremos. Así, lo que más influye es la cantidad, la frecuencia y la velocidad a la que se ingiere.

Mito: El café ayuda a eliminar el alcohol

Realidad: El café no acelera la eliminación del alcohol de nuestro organismo. El cuerpo de un hombre medio de 80 kilos elimina el alcohol de su sangre a razón de un vaso de vino cada hora. En el caso de las mujeres tardan más en procesarlo.

Mito: El alcohol nos hace hablar más

Realidad: El estado de relajación al que nos lleva el alcohol puede hacer que nos sintamos más cómodos a la hora de hablar. Pero, cuanto más alcohol consumimos menos capacidad de expresión, orientación y claridad tenemos.

Mito: Si bebo poco puedo conducir

Realidad: La simple ingesta de una cerveza puede afectar a los reflejos, a la capacidad de respuesta y a la percepción del tiempo y del espacio. Si bebes no es aconsejable que conduzcas, además, puedes acabar sin carné.

Mito: Hay gente que bebe y bebe y no se emborracha

Realidad: Las personas que han desarrollado tolerancia al alcohol no son avisadas por su cuerpo de los efectos de la ingesta del alcohol, lo que lo hace aún más perjudicial.

Cuida tu alimentación después del verano para mejorar la psoriasis

Psoriasis


Es sabido que durante el verano muchas personas que tienen psoriasis mejoran notablemente la situación de su piel. Eso sí, también debemos ser conscientes de que es necesaria una buena protección solar y, al mismo tiempo, consultar al dermatólogo, ya que para algunas personas con psoriasis la exposición al sol puede provocarles el efecto contrario.


En cualquier caso, generalmente el sol, los baños en el mar y el menor nivel de estrés, entre otros factores, hacen que la psoriasis se reduzca durante los meses de verano. A pesar de esto, también es importante tener en cuenta que durante el verano comemos peor, por lo que intentar mantener una buena alimentación durante estos meses también contribuirá a mejorar.


Y de esto es de lo que queremos hablar hoy precisamente, de la relación entre la psoriasis y la alimentación. Si tienes psoriasis y durante el verano has descuidado tu alimentación, es importante que conozcas cómo mejorar tu dieta, qué alimentos son beneficiosos para la psoriasis y cuáles no lo son tanto.


¿Dieta para la psoriasis?


En principio, ningún médico va a poner un régimen de alimentos prohibidos o una dieta estricta a un paciente de psoriasis. Se limitará a aconsejarle que mantenga hábitos saludables como los de no fumar, no beber y evitar en lo posible las grasas saturadas. Hasta aquí, todo normal, ya que son recomendaciones que se hacen a todo el mundo. Sin embargo, no hay que olvidar que la psoriasis tiene un componente genético, pero también tiene un desencadenante ambiental por ahora desconocido.


Sabemos, por tanto, que hay algo ajeno a nosotros que desencadena la psoriasis y que esto responde a un proceso inflamatorio. Sabemos, también, que lo que comemos influye en las órdenes de nuestro cuerpo respecto a la activación o supresión de moléculas inflamatorias o antiinflamatorias. Con estos datos, es obvio pensar que los alimentos que favorecen la inflamación no serán recomendados y, por su parte, los alimentos que tengan efectos antiinflamatorios serán considerados como buenos para las personas que tienen psoriasis.


Alimentos inflamatorios y antiinflamatorios


Los alimentos inflamatorios son los que deberían ser evitados en la medida de lo posible por las personas que tienen psoriasis. No es necesario privarse de ellos totalmente, pero sí ser moderados en su ingesta, pues favorecen en general la inflamación y, por tanto, agravan los síntomas. Dentro de esta categoría se encuentran la carne roja, la cual se debe evitar siempre tomar a la brasa, y los productos cárnicos elaborados como salchichas o patés.


También es preferible evitar la leche: sus proteínas generan en muchas personas reacciones alérgicas y cuando se tiene psoriasis es preferible alterar lo menos posible el sistema inmunológico. El café y la yema de huevo favorecen también los procesos inflamatorios, por lo que también es recomendable que se eviten estos alimentos. El maíz y el gluten, presente en el trigo, la cebada, la avena y el centeno, deben evitarse en lo posible por la misma razón.


Por supuesto, también contamos con los productos que todo el mundo debe evitar con el fin de mantener una alimentación completamente sana como el alcohol, el azúcar, la comida basura, la repostería industrial…


¿Y cuáles son los buenos? Muchos más que los malos. Las verduras y hortalizas son todas estupendas para la piel, tanto si se tiene psoriasis como si no, y sus nutrientes fortalecen el sistema inmune. Carnes como el pollo o el pavo (sin piel) o pescados como el atún disminuyen la producción de proteínas inflamatorias. La fruta ha de tomarse fresca y, en cuanto a los cítricos, lo mejor es probar cómo sientan al organismo, pues algunas personas con psoriasis se quejan de que empeoran sus síntomas.


Es importante que los alimentos sean ecológicos y, en el caso de los pescados, libres de mercurio.

Vida Saludable © 2015